Pompeya

portada pompeyaEn el 79 d.C., el Vesubio entró en erupción por primera vez en 700 años con efectos devastadores, destruyendo todas las ciudades y villas al sudeste el volcán y dejando un impresionante legado para la posteridad: una ciudad romana conservada en un momento concreto de su historia. Pero la erupción no sólo sirvió para conservar, sino que también tuvo efectos destructivos. La comparación con las erupciones volcánicas de nuestro tiempo, como la del monte Santa Helena 1980 y la del Pinatubo en 1992, nos permiten comprender la devastación causada por estos sucesos y hacernos una idea de sus consecuencias a largo plazo. La violenta erupción del Vesubio cogió desprevenidos a quienes vivían a su sombra; aquellos que lograron sobrevivir vieron como sus vidas cambiaban para siempre.

El Vesubio forma parte de una cadena de volcanes que se extiende desde Roma hacia el sur de Italia. La última erupción del Vesubio tuvo lugar en 1944, y en la actualidad recibe la calificación de volcán durmiente. Se alza al sur y al este de una gran caldera de 13 km de diámetro, conocida como la Llanura Flegrea, que se compone de unos 30 cráteres que aún emiten gases sulfurosos. La última erupción en la Llanura Flegrea se produjo en 1538. También se ha afirmado que la propia bahía de Nápoles, cuya forma es casi semicircular, tiene su origen en el antiguo cráter de un enorme volcán. Sea esto cierto o no, esta zona lleva mucho tiempo experimentando los efectos de la actividad volcánica, y las áreas al norte de la ciudad, cerca de la Llanura Flegrea (especialmente Pozzuoli), aún sufren los lentos movimientos de tierra conocidos como «bradisismos».

El monte Vesubio tiene un altura de 1200 m y cuenta con dos cráteres. El monte Somma es el más antiguo, y rodea parcialmente al anterior. No está claro si ambos existían ya en el 79 d.C., o si el Somma se desplomó mientras el Vesubio se alzaba como consecuencia de la fuerza de la erupción.

La fecha exacta de la erupción

Tradicionalmente, se ha situado la erupción del Vesubio en el 79 d.C., el 24 de agosto. Sin embargo, los investigadores han seguido debatiendo esta cuestión. ¿Es posible que la erupción se produjese en otoño? La respuesta depende de la transmisión textual. Se ha sugerido que los textos originales de Plinio pudieron ser «corregidos» por los escribas medievales. Los manuscritos conservados dan más de 12 versiones distintas de la fecha de la erupción. ¿Pero cuál de estas fechas es la correcta?

Se han utilizado varios elementos del registro arqueológico para defender una fecha en otoño. Por ejemplo algunos de los cuerpos encontrados en Pompeya parecen llevar ropas de abrigo inapropiadas para el verano, Y durante las excavaciones se han encontrado granadas, que suelen darse a finales de otoño. Pero aquellos que defienden una fecha en verano hacen referencia a las hojas de árboles caducifolios encontradas en Herculano (ya habrían perdido sus hojas en otoño), a la hierbas, que habrían acabado de florecer, en la Villa A de Oplontis y a las habas mezcladas con avena identificadas en un establo de la Casa de los Amantes Castos de Pompeya (germinan a finales del verano y una vez cosechadas no se conservan frescas por mucho tiempo). También se ha sugerido que las granadas y otras frutas que germinan tarde podrían haber sido recogidas antes de su maduración y conservadas, práctica de la que existen evidencias textuales. Por otro lado quizás las víctimas utilizasen las ropas de abrigo para protegerse de la pesada lluvia de piedra pómez de la primera fase de la erupción.

El debate ha resurgido recientemente: el estudio de un conjunto de monedas encontradas en 1974 en la Casa del Brazalete Dorado ha permitido la identificación de un denarius de plata con la efigie del Emperador Tito y la leyenda «IMP TITU VESP AUG PM» («Imperator Titus Caesar Vespasiano Augustus Pontifex Maximus»). El reverso de la moneda presenta un capricornio y el resto de los títulos del emperador («con potestad tribunicia por novena vez, aclamado emperador por decimoquinta vez, cónsul por séptima vez, padre de la patria»). El hecho de que se haga referencia al noveno consulado de Tito fecha la moneda con seguridad en el 79 d.C.; además éste asumió la potestad tribunicia por novena vez en julio de ese año, por lo que la moneda ha de ser necesariamente posterior. Finalmente, las evidencias epigráficas señalan que no pudo ser proclamado emperador por decimoquinta vez hasta septiembre del 79 d.C. Todo ello significa que quizás la erupción del Vesubio del 79 d.C. no tuviese lugar en agosto, sino en otoño.

¿Fue olvidada la ubicación de las ciudades destruidas?

Aunque el descubrimiento formal de Pompeya, Herculano y los otros asentamientos sepultados se produjo en el siglo XVIII, existen pruebas que parecen apuntar a que la ubicación de éstos no había sido completamente olvidada.

Los autores antiguos seguirían haciendo referencia a la erupción siglos después de que ésta se produjera, y los mapas antiguos ofrecen la localización (no siempre de forma correcta) de Pompeya y Herculano. También hay pruebas de la exploración de Pompeya por parte de buscadores de tesoros. En las Termas Suburbanas, la Praedia de Julia Felix y la Casa de Fabius Rufus, se han encontrado lámparas y trozos de cerámica cuyas fechas oscilan entre los siglos VI al XVI y, desde el siglo XVI, son abundantes las referencias que nos informan del hallazgo de inscripciones, monedas, pinturas, murales, mosaicos y columnas en las propiedades de los lugareños. Las excavaciones formales de Herculano en 1738 supusieron la continuación de estas actividades, más que un nuevo comienzo.

Pompeya, el libro

Pompeya es el yacimiento arqueológico más conocido del mundo. El drama de su destrucción nos fue relatado por los autores romanos; sus frescos y mosaicos han dejado boquiabiertos a los visitantes desde su descubrimiento en el siglo XVIII; sus casas y sus edificios públicos nos presentan el más vívido cuadro de la vida, el desastre y la muerte en una ciudad romana. No obstante, hasta la fecha no existía una obra, destinada al público en general, que hiciese una exposición completa, rigurosa y autorizada de su auge, esplendor y caída. Pompeya viene a llenar este hueco.

Gracias a sus espléndidas ilustraciones –en las que se representan la arquitectura monumental, las inscripciones, las casas, las tiendas, los graffiti, los frescos y los mosaicos–, sus abundantes cuadros –en los que se explican aspectos que van desde los espectáculos teatrales hasta el suministro de agua– y sus completas tablas, este libro supone la referencia definitiva sobre Pompeya.

Joanne Berry

Profesora de Historia antigua y Arqueología en la Universidad de Swansea. Durante los últimos 15 años su labor investigadora ha girado en torno a Pompeya, participando en varios proyectos internacionales en el yacimiento. Entre sus publicaciones se cuenta ‘Unpeeling Pompeii’ (1998).

Ediciones Akal: Pompeya – Joanne Berry 

Publicado en Arqueologia, Historia | Deja un comentario

Colección: Viajando al pasado

¿Quién no ha soñado con visitar el Egipto de los faraones o la Roma imperial, asistir a una lucha de gladiadores o vivir las experiencias de un samurái? Viajando al pasado es una colección que desarrolla el espíritu aventurero y la sed de conocimientos; una manera fácil y divertida de conocer nuestro pasado recorriendo ciudades e imperios antiguos en sus momentos de mayor gloria y conviviendo con personajes históricos como nunca se haya podido imaginar. Sigue leyendo

Publicado en Historia | Deja un comentario

La historia oculta de los ataques de Israel en Gaza

portada-metodo-y-locuraNorman G. Finkelstein:

En los últimos años Israel ha cometido tres masacres en Gaza: la Operación Plomo Fundido [Operation Cast Lead] (2008-2009), la Operación Pilar Defensivo [Operation Pillar of Defense] (2012) y la Operación Margen Protector [Operation Protective Edge] (2014). También ha asesinado a nueve ciudadanos extranjeros que navegaban a bordo de un barco (el Mavi Marmara) cargado de ayuda humanitaria para la asediada población de Gaza.

En este libro se relatan y analizan estas masacres cometidas por Israel a la par que se pone en duda la versión oficial sobre los motivos que las desataron, sus características y consecuencias. En los capítulos que siguen el autor reproduce (con variaciones estilísticas mínimas) los comentarios que redactara, en cada caso, tras el cese de las hostilidades armadas. Sigue leyendo

Publicado en Actualidad, Política | Deja un comentario

Augusto Zamora: La OTAN como amenaza a la paz mundial

Hace pocos días, el Atlantic Council, un think tank próximo a la OTAN, publicó un alarmante informe, titulado Arming for Deterrence, sobre la posible invasión de Polonia por Rusia. También hacía especulaciones sobre la ocupación rusa de los países bálticos en menos de 48 horas. Para prevenir tales amenazas, los autores del informe pedían un drástico despliegue de tropas de la OTAN en esos países y un aumento destacado del gasto militar. El único inconveniente con ese informe es que no existe ninguna amenaza rusa ni hay nadie en Moscú pensando en ocupar Polonia. Se trata, más bien, de un informe más dirigido a crear alarma para justificar la existencia de la OTAN, el gasto militar, la militarización de Europa y la omnipresente presencia militar de EEUU.

Semanas atrás, los ministros de la Alianza Atlántica reunidos en Varsovia, los días 8 y 9 de julio, aprobaron nuevas medidas de cerco militar sobre Rusia. La decisión fue revestida de huecas frases, dirigidas tanto a disfrazar la política de acoso contra la superpotencia eslava, como a engañar al ciudadanito de a pie, que debe seguir creyendo que la OTAN es, para Europa, la reencarnación del Espíritu Santo y está aquí para velar hoy por los vivos -mañana por los muertos. Escasa verdad hay en las frases y demasiada verdad en las acciones (“por sus hechos los conoceréis”, dice el Evangelio), que apuntan a preparativos disimulados y pautados para una guerra de la OTAN contra Rusia. Sigue leyendo

Publicado en Actualidad, Política | Deja un comentario

La izquierda radical en la Transición española

A pesar de que Franco falleció en la cama el 20 de noviembre de 1975, el franquismo murió en la calle: la movilización en fábricas, barrios, universidades y calles, impulsada por el Partido Comunista de España y por la izquierda revolucionaria; las diferentes corrientes marxistas, libertarias, defensoras de la autonomía obrera y cristianas anticapitalistas… fueron los que pusieron la lápida sobre el dictador.

Las organizaciones anticapitalistas desempeñaron un papel decisivo en el desarrollo de los movimientos sociales, desde los más fuertes como el obrero, el vecinal, el estudiantil, el feminista y el pacifista, hasta los más pequeños como el de liberación homosexual, el de minusválidos, el ecologista o el de presos comunes. En su constitución defendieron diferentes proyectos políticos con elementos comunes, como la defensa de una ruptura con la dictadura, la reducción de la pobreza y las desigualdades, el fin de la subordinación de las mujeres a los hombres, una salida a la crisis que aliviara el paro por medio de la creación de empleo y con derechos y una estructura territorial respetuosa con las distintas identidades nacionales presentes en España. Sigue leyendo

Publicado en Historia, Política | Deja un comentario