El mar de octubre

mar-de-octubre

Francisco Silvera

1.

Sin resistencia, me ofrezco a la calor leve de la tarde de octubre. En lontananza veo la playa, desierta. Siempre he tenido una nostalgia del Norte porque allí apreciaba mejor lo que el calor y la luz significan; el Sur, en cambio, es borrachera de angustia y blanco, un exceso de los sentidos; debí ir al Norte. Y me resulta curioso que ande preocupada con estas cosas, justo ahora. Porque he entrado precipitadamente en el agua y me he hundido con rapidez; el estruendo del mar al romperse conmigo resuena en mis sentidos, sordos ahora; y la espuma blanca sigue brotando, ya menos, de cada movimiento que hago. Al parar, tras la primera impresión, la tarde es igual de suave dentro que fuera, por lo que me sereno, ¿me sereno?, y miro hacia arriba. Veo la panza del barco, el sol como si fuese una brillante medusa que no se está quieta y, entonces, reparo en la frialdad del agua… Y octubre se hace presente como si un aire imposible me comunicara la estación que viene entrando; la playa de octubre es hermosa, porque es playa de caminar pensando, de dorados en la arena o en el océano, de aires fuertes, oleaje ambiguo y olores a peces y algas que se asoman en los restos de la orilla sucia. Sigue leyendo

Publicado en Novela negra | Deja un comentario

Max Weber. La jaula de de la racionalidad

max-weberMax Weber es uno de los padres fundadores de la sociología, junto con Karl Marx y Émile Durkheim. Nacido en Erfurt en el seno de una familia intelectual de clase media alemana, se doctoró en 1888 y ejerció la docencia en las universidades de Berlín, Friburgo y Heidelberg. Sus conocimientos de economía, historia, política, religión y filosofía fueron el sustrato del que se nutrió su pensamiento sociológico.

Max Weber tuvo una vida difícil. En 1897, después de la muerte de su padre, sufrió una depresión y falleció de manera prematura en 1920, a los 56 años de edad. Con todo, su legado profesional es formidable y su análisis del papel de la religión en el auge del capitalismo sigue siendo un clásico de la sociología. Sigue leyendo

Publicado en Sociología | Deja un comentario

La epidemia del juego en España: ludópatas y capos del azar

codere-alcobendas

Sede central de Codere, en Alcobendas (Comunidad de Madrid) – Luis García

Pascual Serrano:

El negocio de los juegos de azar mueve en España entre 25.000 y 30.000 millones de euros anuales, el 2,5 por 100 del PIB. Ahora tenemos en el país más de 180.000 máquinas tragaperras (llegó a haber 240.000), un centenar de casinos, 312 bingos presenciales y más de 3.800 salones de apuestas y juegos de azar. A todo ello hay que sumarle el juego por internet: las estimaciones oficiales indican que en 2020 el juego online legal moverá unos 20.000 millones de euros; el 55,5 por 100 mediante las apuestas deportivas, que crecen a un ritmo del 30 por 100 anual, seguidas de los casinos virtuales y del póker online. La cantidad global que los españoles (y los visitantes) gastamos en juego equivale al presupuesto anual de la Generalitat de Cataluña, y los movimientos de dinero online en esta actividad igualan la cifra de ingresos y gastos de la Comunidad de Madrid. Sigue leyendo

Publicado en Actualidad, Periodismo | Deja un comentario

Aristóteles. Política

aristoteles-politica
aristotelesHijo de un médico de la familia real de Macedonia, Aristóteles nació en Estagira, península Calcídica, al noreste de la Grecia actual. Fue a Atenas a los 17 años para estudiar con Platón en la Academia, y allí se quedó hasta la muerte del maestro, veinte años más tarde. Sin embargo, no se le nombró sucesor de Platón, y entonces se trasladó a Jonia, donde se dedicó al estudio de la fauna y la flora hasta que Filipo II de Macedonia le invitó a ser tutor de su hijo, el futuro Alejandro Magno. Sigue leyendo

Publicado en Filosofía, Política | Deja un comentario

Historia de la virología

virus-fiebre-amarilla

La invención de la vacunación a finales del siglo XVIII provocó grandes cambios en el tratamiento de las enfermedades infecciosas. La viruela, que mató a millones de personas y dejó a los supervivientes horriblemente desfigurados, era tan sólo una de las diversas y terribles enfermedades habituales en esa época. El médico rural inglés Edward Jenner se dio cuenta de que ciertas clases de personas eran resistentes a la enfermedad, especialmente las ordeñadoras que habían contraído la enfermedad conocida como viruela bovina, una enfermedad muy leve, a partir de las vacas que ordeñaban. Sigue leyendo

Publicado en Ciencia, Historia | Deja un comentario