Evolución de las especies

La teoría de la evolución constituye hoy en día la base de la biología y de la antropología física. El modelo vigente fue postulado en 1859 por Charles Darwin, quien mostró que las especies divergieron unas de otras y trazó un «árbol de la vida» que recorre todo el tiempo geológico.

¿Qué es la evolución?

brazos-aletas-evolucion

BRAZOS Y ALETAS Aunque la aleta de un delfín parezca muy distinta del brazo de un chimpancé y ambas extremidades tengan funciones diferentes, su anatomía básica es la misma, prueba de que provienen de un ancestro común de hace millones de años.

Es el proceso por el cual los organismos cambian a lo largo de las generaciones. Es un proceso complejo, pues un antepasado puede serlo de muchos descendientes distintos; así, por ejemplo, una de las primeras aves conocidas, Archaeopteryx, que vivió hace 150 m.a., es quizá el antepasado de las 10 000 especies de aves de la actualidad. La combinación de una serie única de adaptaciones –alas, plumas, esqueleto ligero, vista excelente– fue pues el foco de una extraordinaria radiación evolutiva, al explotar las primeras aves las nuevas oportunidades que ofrecía la capacidad de volar. El mecanismo clave de la evolución es la selección natural, por la que los miembros de una especie mejor adaptados a su medio sobreviven, se reproducen y transmiten sus características a su descendencia, en un ciclo que acaba dando lugar a especies que son completamente nuevas.

Charles Darwin

iguana-marina

DIETA ESPECIALIZADA
En lugar de alimentarse de hierba y hojas como sus parientes más próximos, las iguanas marinas de las aisladas islas Galápagos se zambullen en el mar para comer algas.

Charles Darwin (1809–1882) fue uno de los científicos más importantes del siglo XIX. Su obra El origen de las especies, publicada en 1859, causó gran sensación. En ella desarrollaba la teoría de la evolución, que ya había publicado junto con Alfred Russel Wallace en 1858. Mostraba cómo todas las especies existentes están emparentadas y cómo su distribución geográfica refleja sus relaciones. Explicaba el parentesco de los organismos fósiles con los actuales, y que todas las formas de vida están vinculadas en un único «árbol de la vida». Darwin propuso el modelo de evolución por selección natural, o «supervivencia de los más aptos», como lo llamaron otros, basándose en sus estudios de ecología y en sus experimentos con la cría de animales.

Genes y herencia

Darwin sabía que la evolución solo podía funcionar si había herencia. Él no conoció la genética moderna, pero a lo largo del siglo XX quedó claro que el código genético que buscaba se encontraba en los cromosomas del núcleo de casi todas las células de los seres vivos. Cada célula humana posee entre 20 000 y 25 000 genes, cada uno de los cuales contiene instrucciones codificadas para características específicas. Tales códigos se hallan principalmente en forma de moléculas de ADN, cada una de las cuales comprende cuatro bases químicas dispuestas por pares. Cada gen está codificado en una secuencia específica de pares de bases.

adn

Adaptabilidad

La clave de la evolución reside en la variabilidad de los seres vivos. Basta con observar a cualquier grupo de personas: unas son morenas, otras rubias; unas son altas, otras bajas. La variación normal de los rasgos físicos dentro de una misma especie puede ser amplia. Las adaptaciones son características de los organismos que les resultan útiles para una función particular. De esta forma, los primates desarrollaron la visión binocular y un cerebro grande para poder desenvolverse en el medio selvático. Muchos primates tienen brazos largos y fuertes, y manos y pies con pulgares oponibles para agarrarse a las ramas y desplazarse por los árboles; la cola prensil de algunos monos tiene esta misma función. Las adaptaciones cambian constantemente junto con el medio que habita cada especie. Si la temperatura desciende, por ejemplo, los individuos que tienen el pelo más largo tendrán ventaja sobre los de pelo corto y, por tanto, se volverán más abundantes.

campo-visual

CAMPO VISUAL
Los ojos de los primates miran hacia delante, y sus campos visuales se solapan ampliamente. La visión binocular les permite percibir la distancia con precisión, por ejemplo, al saltar de un árbol a otro. Presas tales como los ciervos tienen los ojos a los lados de la cabeza, y por tanto un campo visual muy amplio, pero mayormente monocular.

¿Qué es una especie?

variacion-geografica-tigres

VARIACIÓN GEOGRÁFICA
El tigre siberiano (izda.) tiene un pelaje más grueso que las cuatro subespecies de tigre meridionales, como el de Sumatra (abajo), que es el de menor tamaño y el más oscuro, y podría ser incluso una especie distinta.

Una especie es una población separada de organismos que no se cruzan en condiciones naturales con otros grupos. Así consideradas, puede haber más de 10 millones de especies vivas hoy en la Tierra. Unas 5000 son de mamíferos, y de estas, 435 son de primates. Sin embargo, cada individuo de una misma especie es distinto, y los genomas evolucionan con el tiempo. ¿Cuánto debe diferir un grupo para considerarse una especie aparte? Los miembros de especies distintas pueden cruzarse, si no se han alejado demasiado genéticamente. Algunas solo lo hacen por intervención humana: la mula y el burdégano, por ejemplo, resultan del cruce de yegua y burro o caballo y burra, respectivamente, pero son estériles. Otras especies sí se cruzan con éxito naturalmente, como hoy sabemos sucedió con Homo sapiens y los neandertales, y con otras especies humanas antiguas.

Clasificación

La clasificación, o taxonomía, es la ciencia que identifica a los seres vivos y los ordena en grupos según sus relaciones evolutivas. Los métodos de clasificación actuales tratan de averiguar el ancestro o ancestros comunes de todas las formas de vida de la Tierra.

evolucion-primeros-vertebrados

ANCESTRO COMÚN . Todos los grupos de este cladograma están emparentados con el primer vertebrado, su ancestro común, que apareció hace unos 540 m.a. El esquema ramificado resulta de la evolución divergente, y forma un árbol genealógico.

Tipos de clasificación

Los primeros sistemas de clasificación agrupaban a los seres vivos en función de su semejanza general, y el botánico sueco Carlos Linneo (1707–1778) ideó el sistema que sigue utilizándose hoy en día. Linneo estableció unas categorías formales basadas en rasgos morfológicos comunes (forma y estructura), en una jerarquía de inclusividad creciente, desde la especie hasta el reino. Desde comienzos del siglo XX, se fue imponiendo la clasificación basada en las relaciones evolutivas entre organismos. Este enfoque filogenético dispone a los seres vivos en grupos llamados clados, según la morfología y los caracteres genéticos, y supone que una característica compartida por un solo grupo de organismos indica una relación evolutiva más próxima entre ellos y un antepasado común más reciente. La filogenética (o cladística) ha traído muchos cambios a la clasificación de muchos organismos. Las aves, por ejemplo, hoy se encuadran como un grupo dentro de los dinosaurios. Linneo eligió el latín como idioma para su sistema de clasificación; hoy lo siguen utilizando la mayoría de los taxonomistas. Cada especie tiene un nombre compuesto latino único, que identifica el género y la especie. Así, por ejemplo, todos los humanos, especies fósiles incluidas, comparten el nombre de género Homo, pero solo a los humanos actuales se les conoce como Homo sapiens («hombre sabio»).

El texto y las imágenes de esta entrada son un fragmento de “ Evolución. Historia de la humanidad” 

Evolución 2ª Edición. Historia de la humanidad- Alice Roberts – Akal

Artículo relacionado: El legado de Darwin

Esta entrada fue publicada en Ciencia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>