Del presente o ¿qué hacer?

lista-tsipras-altra-europaLos segundos se suceden, el tiempo pasa y la historia se acumula: la Unión Europea se funda el 1 de noviembre de 1993 (conocida previamente como Comunidad Económica Europea), entra en circulación el euro en 2002, fracasa el intento de una constitución en 2004, la crisis que lo arrasa todo comenzó en 2008 y durante el 2014 el crecimiento del número de desahucios no encontraba límite.

S

Pasan los días y se acerca nuestro presente, con sus dilemas y retos: el 26 de enero gana Syriza las elecciones en Grecia, el 30 el ministro de Finanzas heleno rechaza cooperar con la troika y descarta pedir una prórroga para el rescate que sufre la ciudadanía griega. El 4 de febrero se publica del CIS en el que se ve cómo el bipartidismo se ha acabado, Podemos consigue ser la segunda fuerza política en intención de voto, el Partido Socialista Obrero Español se deshincha y el Partido Popular se mantiene en primer lugar aunque perdiendo dos décimas.

Los segundos se suceden y los días pasan, pero los retos del presente no: ¿qué puede hacer la ciudadanía en esta altura de los tiempos?, ¿cuál es el sentido de estos movimientos sociales?, ¿supone una agitación o una deriva política?, ¿cómo debemos organizarnos como sociedad?, ¿cómo hacer para que la voz de la gente prevalezca? ¿Qué hacer?

¿Qué hacer?.inddNo es la primera vez en la historia que la humanidad debe enfrentarse a estas cuestiones u otras similares: llevamos varias semanas tratando de evitar el sentimiento adanístico e invitando a la reflexión sobre las crisis y los cambios sociales del pasado. Siempre podemos aprender de los problemas, retos y dilemas a los que se enfrentaron sociedades pasadas y de las respuestas y soluciones que estos dieron. Hemos hablado de las Consideraciones sobre el marxismo occidental de Perry Anderson, la cuestión sobre la Hegemonía y el libro de Xavier Domènech, y hoy queremos poner la mirada sobre un escenario muy distinto, la Rusia prerrevolucionaria (comienzos del siglo xx en el que se vislumbraba la posibilidad de cambiar el destino de los rusos) y ¿Qué hacer? de Lenin. El texto analiza el carácter y el contenido principal de su política, cuáles debían ser sus tareas de organización y su plan para crear una organización combativa en Rusia. En definitiva, un libro que supuso la hoja de ruta de los obreros bolcheviques protagonistas de la futura Revolución rusa y un auténtico libro de combate que contribuiría al final del Imperio zarista.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *